Consejos para elegir la correa ideal para tu smartwatch

En estos últimos años, el mercado de los smartwatches ha experimentado un auténtico boom. Cada vez son más las personas que se animan a comprarse un reloj inteligente y es que no nos debe extrañar, pues sus ventajas son numerosas. Con él, puedes contestar llamadas al momento, ver las notificaciones nada más recibirlas, guardar tus ideas instantáneamente, llevar un recuento diario de los pasos que realizas al caminar, cuantificar tus entrenamientos y un largo etcétera.

Sin embargo, una de las características que más llama la atención es su versatilidad al poder cambiar la correa, pues puede cambiar el reloj por completo. De esta manera, si tienes varias correas será como tener varios relojes en uno.

Sin embargo, es importante analizar los detalles de cada pulsera y elegir la que más se ajuste a tus necesidades. ¿Quieres averiguar qué correa es la más indicada para ti? A continuación, te explicaremos consejos para elegirla, así como los distintos materiales que hay y sus respectivos usos más frecuentes.


Ten en cuenta el modelo de tu reloj


Parece algo simple, pero muchas personas, cuando buscan diferentes modelos de correa, se dejan llevar por la emoción y se olvidan de comprobar la compatibilidad con el dispositivo.

Imagínate pedir una correa por Internet, esperar ansiosamente su llegada para poder estrenarla y… ¡no encaja con tu reloj! Al final, la alegría termina convirtiéndose en desilusión. Para evitar que esto ocurra, debes saber con exactitud qué modelo de reloj tienes antes de pedir nada. 

¿Y qué más cosas deberías comprobar? En primer lugar, sus dimensiones, ya que algunos modelos presentan distintas versiones de tamaño. En segundo lugar, tienes que fijarte en cómo se engancha, aspecto que dependerá fundamentalmente de tu reloj, pero que muchas veces se pasa por alto o no se le da la suficiente atención ni se verifica. 


¿Qué estilo de vida llevas?


Tu estilo de vida y los usos que pretendas darle al smartwatch van a determinar la elección de tu correa. ¿Por qué?

No es lo mismo tener un trabajo de oficina en el que se deba seguir un código de vestimenta formal (como puede ser el caso de banqueros, administrativos, recepcionistas…) que tener un trabajo que requiera de ciertas destrezas físicas (como ocurriría con obreros, bomberos, policías…). Cada persona es un mundo y cada profesión también.

Por otro lado, hay que considerar la actividad física que se tenga incluso fuera de la oficina: según tu actividad física diaria, unos materiales te van a venir mejor que otros.

Puede ser que por la mañana tengas que ir a trabajar con una vestimenta determinada, pero que por la tarde salgas a correr o entrenar. Es por eso que algunas personas deciden tener varias correas que poder intercambiar fácilmente según la ocasión…o simplemente para poder cambiar de estilo cuando quieran. 


Tipos de materiales

El material debe adaptarse a tu muñeca, proteger tu piel y, como ya comentábamos, adecuarse a tu estilo de vida. 

Si tu profesión te obliga a estar en constante movimiento o si eres deportista, te recomendamos utilizar correas de caucho, silicona o resina. Estas suelen ser las preferidas para los relojes deportivos ya que son muy cómodas, pesan poco y resisten el agua. Por el contrario, las correas metálicas te van a resultar incómodas debido a su mayor peso.

En cambio, si tu ritmo de vida es más pausado o quieres llevar tu reloj a la oficina, puedes escoger entre materiales más elegantes como el cuero, la tela o el nylon. El cuero es la opción más clásica y aporta un aspecto elegante, mientras que las correas textiles tienen una gran variedad de diseños para todos los gustos. 

Como hay tantos materiales entre los que escoger, conviene conocerlos en mayor profundidad y, para que puedas elegir tu correa perfecta, tendrás que considerar cada uno de ellos. 

De esta forma, hemos elaborado una lista con los más comunes para ayudarte con tu elección. 

Silicona


Se trata del material más económico, elástico y suave al tacto. La versatilidad de este material hace posible configurar cientos de modelos diferentes: lisos, agujereados, en forma de engranajes, con ondas, con dibujos, superficies escamadas y un largo etcétera.

Comodidad, durabilidad y elasticidad son las tres características más destacables de las correas de silicona. Por ello, en el mundo deportivo este es el material favorito, pues pesan muy poco, son resistentes al agua y al sudor, no dan sensación de frío y son muy resistentes. 

Cuero


Las correas de cuero en los relojes son un clásico. Su aspecto elegante, su facilidad para encajar en todos los relojes y su amplio abanico de posibilidades en cuanto a textura, colores y tipos de cuero hacen de este material una elección acertada.

Entre las correas de cuero podrás encontrar desde las más clásicas (lisas en colores como marrón, beige o negro) hasta diversas combinaciones de colores y estampados. Por otro lado, un detalle es que, por lo general, las correas de cuero para hombres suelen ser unos milímetros más anchas que las de mujeres. 

La ventaja principal de este material es su elegancia y su diseño refinado, que sienta bien a cualquier persona y encaja con cualquier look formal. 

El inconveniente de este material es su poca resistencia al agua, por lo que no lo recomendamos para deportistas o personas que se mueven mucho en su día a día.

Metal


La resistencia del metal y su facilidad para colocar y quitar la correa hacen de él la alternativa favorita para uso diario. Usualmente se utiliza acero inoxidable, un material de gran calidad que resiste al agua y al sudor. Dentro del metal, puedes elegir entre diferentes acabados como oro o plata. Además, puede ser pulido o mate, o una mezcla de los dos.

Otra ventaja a destacar es que el cierre de hebilla te permite establecer la longitud que deseas de la pulsera, es decir, no está limitado por agujeros. También, existen correas de metal cuyos extremos tienen un imán para que puedas cerrar la pulsera hasta que se adapte perfectamente a tu muñeca. Son perfectas para obtener un estilo refinado, a la par que moderno.

Una pequeña desventaja es que, en el momento de ponerte la pulsera, puedes sentir frío unos instantes. Además, pesa más que los demás materiales y puede resultar un poco incómoda dependiendo de la situación.

Textil


¿Buscas modelos livianos y originales? Las pulseras de textil son tu opción ideal. La variedad de diseños y materiales es infinita y, además, son económicamente asequibles. Por lo tanto, podrás comprar varias e ir cambiándolas según tu estado de ánimo o la ropa que vayas a llevar ese día. 

Son cómodas, fácilmente lavables y no presionan tu muñeca. El único inconveniente es que su vida útil es algo más corta que las de cuero o metal, por ejemplo.


¿Has decidido ya qué tipo de correa quieres para tu smartwatch? Si aún tienes dudas, puedes visitar nuestra tienda online y consultar nuestra amplia oferta de correas. ¡Encontrarás de todos los colores, materiales y tamaños!